• ER Landron

Anime: El Gigante Dormido


¿Qué es el anime? Anime es el nombre que se le da a la "animación japonesa". La popularidad del anime no es cosa nueva y se ve alrededor del mundo. Tienes cosplayers, restaurantes temáticos, películas y las famosas series de TV. Pero, para muchas personas, es un tema para burlarse fácilmente de los amantes de éste género.


Hagamos un viaje a varios años atrás cuando los geeks de cómic tenían que esconder lo que amaban y disfrutaban. No podías decir que eras Flash, Iron-Man o la Mujer Maravilla. Dios te libre si te vieran leyendo un cómic. Era fácil ser víctima de bullying. Sin mencionar las película de Christopher Reeves como Superman y las de Batman con Michael Keaton. ¿Qué más tenías? No fue hasta 1998 cuando el fallido Marvel (en aquel entonces) tuvo uno de sus superhéroes, acaparar la atención y la gente comenzó a estar pendiente. New Line Cinema se arriesgó con el mitad humano y mitad vampiro, Blade, y una película con un presupuesto de $45 millones de dólares, se transformó en ganancias de más de $131 millones en todo el mundo. ¿Qué pasó después? Probablemente algún gran ejecutivo derramó su café y estalló un efecto dominó. Las películas hoy día realizan más de medio billón de dólares con facilidad. En los próximos veinte años, DC y Marvel solos, han realizado más de 56 películas, e innumerables series de televisión y películas animadas.

En estos momento es difícil no conocer a alguien que tenga fascinación por los superhéroes. Pero ¿existe la fatiga? Sí, pero con tanto dinero corriendo no se detendrá nada con respecto a éste género. Tienen convenciones y celebridades apoyando este género. Convenciones como el Comic Con, reúnen a cientos de miles de fanáticos cada año. Para algunos es un lugar para ver su interpretación favorita de superhéroes, ver actores y otros artistas. ¿Pero y ese superhéroe raro?¿Por qué pasa con esa enorme espada? ¿Es eso lo que llaman un Naruto? Sin vacilar, lo he escuchado un sinnúmero de veces.

En estos días, al igual que en 1998, ves cosas que están a punto de despertar al gigante dormido llamado anime. Quiero decir, el anime es bastante grande en el Oriente. En Japón tienen calles que parecen un anime en vivo. En Méjico tenemos cines para el anime, en el Caribe e incluso en los Estados Unidos han transmitido películas como Dragon Ball Z: Resurrection, que atrae a la gente a notar este género. La gente no quiere admitirlo y lentamente están entre dientes diciendo que "no está tan mal". Al igual que nuestros amigos superhéroes que con el MCU llevó a los geeks de cómics y sus bullies a un consentimiento, el anime está haciendo lo mismo. Aún así, todavía no está en un punto para atraer a todos.

Con el rápido aumento de los servicios ON-Demand como Netflix, HULU, Crunchy Roll y otros, una guerra de ofertas ha comenzado por el anime. Ejemplo, Disney + posee todas las películas de Marvel. DC tiene su….. ya sabes, donde ves todo el contenido de DC. Relax no es como si su contenido se extendiera entre su plataforma, múltiples canales y servicios premium. Entonces que pueden hacer los servicios On-Demand para atraer más espectadores? Estos servicios han optado por ir detrás del anime.

Un anime promedio, su producción cuesta alrededor de $2 millones de dólares por 13 episodios y por lo general, eso es lo que paga Netflix por licenciar una serie. Entonces, hacerse notar por los gigantes de estos servicios podría ayudar a aumentar su audiencia y también cubrir todos los costos de producción. ¿Por qué los servicios On-Demand pagan tanto? Bueno, para empezar, tienes series como Bleach, Dragon Ball, Naruto y One Piece que atraen de 25 a 75 millones de espectadores para cada una de sus series. Entonces, con tanta audiencia, ¿por qué el anime no es más convencional? ¿Te acuerdas de los geeks de cómics vs los que le hacían bullying? Es el mismo escenario. Pero créanme, cuando digo que éste género está casi a punto de explotar en nuestras caras.

Uno de los nuestros de Cultura Secuencial, Ángel González, experimentó una gran experiencia cuando vio a Dragon Ball en una sala de cine. Reformulando lo que dijo, contó lo refrescante y emocionante que fue ver a un grupo de personas gritando y emocionándose mientras unos "muñequitos" llenaban a la audiencia y que se sentía como ver algo con un grupo de amigos que no conocía. Ahora tienes a otro gran bateador que se aproxima a fortalecer y atraer nuevas audiencias a este género. Estoy hablando de My Hero Academia.

My Hero Academia es algo que se apuesta como la mejor opción para crecer éste mercado. Sigue las mismas reglas del anime: buena historia, personajes extraños y originales, equilibrando demasiados personajes en una mezcla de trama y humor impulsadas ​​por los mismos. Eso es solo parte de lo que es la serie. Las películas de My Hero Academia se ha exhibido en muchos cines de todo el mundo.

Al momento de leer esto, probablemente ya conozcas o hayas escuchado de alguien a quien le guste el anime. Solo prepárate cuando la tendencia del anime crezca como se hizo con los superhéroes y los gamers. Crecerá lentamente, hasta que se forme este maremoto del que no podrás escapar. Los atletas, actores, estrellas de rock, entre otras figuras que la gente admira, han roto de lo que es el estereotipo de superhéroes y geeks de cómics. Es una cuestión de tiempo de cuando éste género será el centro de atención y estará en todas partes, por lo tanto, habrá menos burlas de las personas que aman el anime.

Déjanos saber que piensas. ¿Te gusta el anime? ¿Quieres empezar a ver uno y no sabes cual? Escríbenos en el área de comentario.

61 vistas
  • Facebook | Cultura Secuencial
  • Youtube | Cultura Secuencial
  • Instagram | Cultura Secuencial

© 2020 Cultura Secuencial