Anime: El Gigante Dormido


¿Qué es el anime? Anime es el nombre que se le da a la "animación japonesa". La popularidad del anime no es cosa nueva y se ve alrededor del mundo. Tienes cosplayers, restaurantes temáticos, películas y las famosas series de TV. Pero, para muchas personas, es un tema para burlarse fácilmente de los amantes de éste género.


Hagamos un viaje a varios años atrás cuando los geeks de cómic tenían que esconder lo que amaban y disfrutaban. No podías decir que eras Flash, Iron-Man o la Mujer Maravilla. Dios te libre si te vieran leyendo un cómic. Era fácil ser víctima de bullying. Sin mencionar las película de Christopher Reeves como Superman y las de Batman con Michael Keaton. ¿Qué más tenías? No fue hasta 1998 cuando el fallido Marvel (en aquel entonces) tuvo uno de sus superhéroes, acaparar la atención y la gente comenzó a estar pendiente. New Line Cinema se arriesgó con el mitad humano y mitad vampiro, Blade, y una película con un presupuesto de $45 millones de dólares, se transformó en ganancias de más de $131 millones en todo el mundo. ¿Qué pasó después? Probablemente algún gran ejecutivo derramó su café y estalló un efecto dominó. Las películas hoy día realizan más de medio billón de dólares con facilidad. En los próximos veinte años, DC y Marvel solos, han realizado más de 56 películas, e innumerables series de televisión y películas animadas.

En estos momento es difícil no conocer a alguien que tenga fascinación por los superhéroes. Pero ¿existe la fatiga? Sí, pero con tanto dinero corriendo no se detendrá nada con respecto a éste género. Tienen convenciones y celebridades apoyando este género. Convenciones como el Comic Con, reúnen a cientos de miles de fanáticos cada año. Para algunos es un lugar para ver su interpretación favorita de superhéroes, ver actores y otros artistas. ¿Pero y ese superhéroe raro?¿Por qué pasa con esa enorme espada? ¿Es eso lo que llaman un Naruto? Sin vacilar, lo he escuchado un sinnúmero de veces.

En estos días, al igual que en 1998, ves cosas que están a punto de despertar al gigante dormido llamado anime. Quiero decir, el anime es bastante grande en el Oriente. En Japón tienen calles que parecen un anime en vivo. En Méjico tenemos cines para el anime, en el Caribe e incluso en los Estados Unidos han transmitido películas como Dragon Ball Z: Resurrection, que atrae a la gente a notar este género. La gente no quiere admitirlo y lentamente están entre dientes diciendo que "no está tan mal". Al igual que nuestros amigos superhéroes que con el MCU llevó a los geeks de cómics y sus bullies a un consentimiento, el anime está haciendo lo mismo. Aún así, todavía no está en un punto para atraer a todos.