Cuatro Cosas que Aprendí en mi Primer Mes Haciendo Streaming. Crónicas de una Noob Streamer


Bueno corillo, ¡tengo casi un mes de estar streaming consistentemente!


¡WOOHOO!


Todos los blogs que he publicado hasta ahora han sido bastante intensos, así que hoy nos vamos con algo más vainillita y family friendly.


1. Ser mujer streamer es bien fácil pero curiosamente difícil a la vez


Y ustedes han de decir “ pero Valky, lo único que tienes que hacer como mujer streamer es sentarte ahí y verte linda” y ese es precisamente mi punto.


Yo no sé ustedes, pero cuando yo voy a jugar videojuegos, me quito los pantalones, me pongo la camisa más cómoda que tengo y me espatarro en algún lado a jugar. Cuando eres mujer y quieres stream, hacer eso no se puede. O si se puede, pero no así.


Como verán, la gente entra a tu stream con unas expectativas. En mi VAAAAAAASTA experiencia, en el FRACATAN DE TIEMPO que tengo haciendo streams, esas son: te tienes que maquillar, te tienes que peinar, tienes que sonreir, o sea, te tienes que ver “ presentable” y eso a veces es bien difícil, sobre todo cuando no te gusta usar maquillaje y tienes más en común con una papa que con otras chicas (lo cual es mi caso). Y aunque la mayoría de las personas que entran a mi stream con estas expectativas simplemente se van cuando ven qué es la que hay conmigo, siempre está el agregáo que te dice “pero te deberías maquillar como en tu foto de perfil, te ves más bonita”....