HAMILTON: 5 Estrellas



Si hay algo en mi vida que extraño bastante en estos tiempos, es el Teatro. La experiencia de salir de tu casa y entrar a un espacio con una construcción única, ver a personas reales en el escenario brillar con su talento y así mismo ver como te cuentan una historia, es de las mejores cosas que puede presenciar el ser humano. Se transmite todo tipo de energía y emociones. Y como teatrero añado que me siento mas triste por no poder estar en el escenario. Hacer teatro, jugar con otros actores y recibir al final aplausos del publico, es un sentimiento que no puedo poner en palabras. Hamilton logro ser mas que una experiencia, fue un fenómeno internacional. Y ahora gracias a Disney+, lo puedes disfrutar en la comodidad de tu hogar.



La obra cuenta la historia de Alexander Hamilton, quien fue Primer Ministro de Finanzas y uno de los Padres Fundadores de los Estados Unidos de America. Vemos desde sus días en la guerra revolucionaria, su relación con amigos, su relación con su esposa e hijo y hasta sus últimos momentos. La obra fue filmada en el Richard Rodgers Theater en Broadway en junio del 2016 con su elenco original. Fue dirigida por Thomas Kail quien fue responsable en llevar otra obra amada por el público a la televisión: “Grease Live!”.



Antes de empezar la reseña como tal, personalmente, previo a verla por Disney+, no sabia absolutamente nada de la obra. Sin embargo creo que fue algo bueno porque la pude ver con una mente fresca y abierta. Por lo tanto voy a ser 100% honesto. Con eso dicho, empiezo diciendo que entiendo ahora perfectamente la emoción de las personas y amigos que han podido verla en las tablas, ademas de pensar que traer esta puesta en escena fue una movida bastante inteligente de Disney. Indudablemente Hamilton tendrá la mejor exposición del momento.



Toda gran obra de arte tiene una gran historia detrás y esta de manera excesivamente creativa pudo encontrar su estilo para contarla. A casi nadie hoy en día le interesa la política y aunque esta obra cuente con una biografía muy precisa (Alexander Hamilton por Ron Chernow) esta la vuelve muy interesante sin abundar tanto en detalle para que esa persona que busca entretenimiento, de una vez aprenda algo gracias al talento innato de todos. De principio a fin te garantizo que estarás pendiente a todo porque la obra nunca para con su música y canto. Es mas, la obra es 95% cantada, muy poca prosa es hablada.



En el elenco principal, no hay actuación que opaque a nadie. Cada uno tuvo su spotlight, cada uno brillo, cada uno nos hizo creer que estábamos viendo al personaje y no al actor interpretándolo. BRAVO! Nuestro astro-boricua Lin-Manuel Miranda brilla como Alexander Hamilton. Su contexto solamente es una razón para estar pendiente a cada rima que canta. Ademas de resaltar que el libreto y la lírica fue escrita toda por el también, hay que admirar el trabajo de Miranda principalmente como comunicador y este en todo sentido lo logró. Siento no tan solo admiración pero respeto también, un gran ejemplo a seguir. Leslie Odom Jr. da vida a Aaron Burr, su mejor amigo. Su actuación fue a la par, compre su personaje, fue muy interesante. Fue uno de los mejores roles de soporte que he visto hasta ahora, era crucial su participación junto a Miranda. Phillipa Soo nos da a Eliza Hamilton, su media naranja. Ella demuestra en todo momento el poder de la presencia escénica que puede tener una actriz. Una de la voces más relajantes que he escuchado, eso nada mas nos da una vibra poderosa, excelente actuación. Una de las mucha sorpresas que hubo fue de parte del actor Chris Jackson, quien interpreto a George Washington. Mas que un personaje de autoridad este también nos da una presencia escénica grande, se veía como Hamilton bajaba su cabeza cuando este le hablaba. Otro que con su voz espectacular logro impactar sus momentos, convirtiéndolos suyo. Jonathan Groff nos regalo un King George bastante simpático, con su tonalidad europea uno pensara que es el antagonista, pero nada como que este saliera y redactara algo de prosa cómica después de una escena intensa. Algo así como una pastilla que calma los nervios. En el papel de Angelica Schuyler tenemos a la actriz Renée Elise Goldsberry, quien también en algunos momentos nos hacia enfocar en ella para dejarnos llevar por su increíble canto e interpretación. Se me pareció a una joven Whitney Huston. Aun así, tengo que resaltar a dos actores que fueron los que mas duro trabajaron ya que tuvieron dos roles cada uno. Anthony Ramos como John Laurens/Phillip Hamilton y Daveed Diggs como Marquis de Lafayette/Thomas Jefferson. Anthony, quien es boricua también, tal vez lo conozcas por su rol pequeño en “Godzilla: King of The Monsters” o por su rol de Usnavi en la tan esperada “In the Heights”, pero aquí te demuestra su verdadero talento. Empezando como amigo de Hamilton para después encarnar a su hijo en el segundo acto fue algo que no me esperaba pero resulto espectacular. Veo un futuro lleno de oportunidades para el joven actor. No obstante Diggs trae algo extra a sus roles y es un poco mas de cómic relief y su habilidad increíble de rap. Cada vez que este hombre decía algo mi atención era absolutamente para el. Tiene el carisma, la entrega y el sacrificio para llevar a cabo su cometido. Un joven quien también encabezará grandes proyectos, un actor completo.



Así mismo como brilla el talento en el escenario, brillan los que están tras bastidores. Para no hablar mucho menciono que tanto su fotografía y sonido estuvieron muy bien. Donde hay mucho de que hablar es en la dirección escénica y la iluminación. Algo digno de apreciar era la frecuencia en la que el escenario estaba lleno. Muy pocas veces estuvo vacío, funciono para el drama, pero cuando llega casi todo el elenco tenemos acción de fondo a centro. La experiencia musical de la obra se debe mucho a la falta de espacio vacío combinado con un bloqueo exquisito. Aqui se nota la muy buena dirección. El juego de luces te combinaba desde un wash de rosa con azul hasta uno anaranjado y violeta, transmitiéndonos el ambiente de la escena. La coreografía de parte de Andy Blankenbuelher fue fenomenal. Cada paso, cada salto no pasaba por desapercibido, un trabajo grandioso. Sin embargo, su escenografía no fue tan llamativa. Aun así logra establecer siempre el lugar ideal para cada escena. Con todo y eso, la obra principalmente brilla por su casi perfecta lírica y música. ¿Quién pensaría que parte de la historia de Estados Unidos iba a ser tan interesante si la combinabas con Hip Hop, R&B y un toque de Jazz? Millones de personas pensaran que si.



En conclusión, Hamilton en una experiencia más allá de ser una simple obra teatral. No es ni película ni televisión, es arte en su máxima expresión desde que empieza hasta que baja el telón. Con un elenco de primera clase, una historia muy interesante, tecnicalidad soberbia y la probabilidad de convertirse en un fenómeno mundial, sin duda alguna es BRUTAL. No seas del 0.1% de la población que no la ha visto, date la oportunidad, no lo vas a lamentar. Baja Disney+, aunque sea con un "free-trial". O se lo cacheteas a un pana (opcional, claro esta).


¿Ya la viste? ¿Que piensas de la obra? ¿Tienes en repeat el soundtrack? Sea lo que sea me lo dejas saber y si quieres conocerme mas te invito a que me sigas en las redes.


Facebook: Al Fonzo Entertainment

Instagram: al_fonzo_xii

YouTube: Alfonzo Entertainment


¡GRACIAS POR TU ATENCIÓN!


BAJA TELÓN...

70 vistas
  • Facebook | Cultura Secuencial
  • Youtube | Cultura Secuencial
  • Instagram | Cultura Secuencial

© 2020 Cultura Secuencial