SPACE FORCE: Inmersión al Infinito y Más Allá.



Es difícil pensar que hace 15 años fuimos bendecidos con, posiblemente, unos de los mejores programas de la televisión moderna: “THE OFFICE”. Este programa de la mente maestra de Ricky Gervais y Stephen Merchant en colaboración con Greg Daniels (quien fue escritor en “The Simpsons”) sin duda alguna dejo su huella en la historia con un éxito único y una fanaticada que, hasta el día de hoy, sigue alabando el programa convirtiéndolo así en un clásico. Greg Daniels ademas nos regalo “King of The Hill” junto con Mike Judge y también fue el responsable de otro programa similar a The Office tanto en contenido como en éxito, “Parks and Recreation”. Así que al saber que Daniels iba a desarrollar, junto al mismo Steve Carell, una nueva serie cómica para Netflix pues las expectativas eran muy altas.



La serie principalmente cuenta la historia de Mark Naird, quien después de haber servido en el Air Force, es nombrado General 4 Estrellas de una nueva rama de las fuerzas armadas de los Estados Unidos llamada: SPACE FORCE. Este, con mucha responsabilidad, propone una misión muy importante, establecer dominio del espacio exterior cueste lo que cueste. Más adelante conoceremos personajes llamativos y veremos sus aventuras locas desde tener que lidiar con su superior hasta como afrentar una posible amenaza.



Empiezo diciendo que esta serie no tiene un buen comienzo, pero no se asusten, porque si algo resultó impresionante fue que a medida que pasaban los episodios la historia y sus personajes se desarrollaban bastante decentes. Y es algo que no aburre gracias a que sus episodios son de 30 minutos máximo. Lo notarás sin perder mucho tiempo. Pero es un poco lamentable que establezca su tono en un primer episodio débil. Aun así, cada episodio mas adelante establece muy claro su trama principal y sus historias secundarias que por lo menos son fáciles de seguir. Y cuentan con chistes rellenos de referencias y que a la misma vez son muy inteligentes. Son de esos que, una vez entiendes el contexto, te dejan pensando. Aunque también pueden ser muy aleatorios.