Terror y misterio enmarcan el mundo de una nueva generación de mutantes


“The New Mutants” reta a los héroes a navegar el lado oscuro de sus poderes.

San Juan, Puerto Rico – Por más de dos décadas los cinéfilos han seguido las historias de los mutantes X-Men en la pantalla grande. Ahora con su más reciente entrega en esta línea, 20th Century Studios cambia el paradigma con “The New Mutants”, una desviación radical de lo que los fanáticos están acostumbrados. El modelo clásico de superhéroes que salvan el día se reemplaza por una narrativa de terror y suspenso arraigada en la autorrealización y descubrimiento.


Dirigida por Josh Boone (“The Fault in Our Stars”, 2014) y basada en el cómic homónimo de Marvel, “The New Mutants” es el décimo tercer título relacionado a los personajes de los X-Men. Su nuevo formato de terror marca una nueva era y un nuevo comienzo para la franquicia.

La película sigue a cinco jóvenes mutantes que descubren sus poderosas habilidades mientras se encuentran en una instalación secreta en contra de su voluntad. Allí, la doctora Cecilia Reyes (Alice Braga), quien trabaja en la institución secreta del gobierno donde los jóvenes están encerrados, los estudia y analiza. Los mutantes Wolfsbane, Magik, Cannonball, Sunspot y Mirage deberán luchar contra sus miedos, sus poderes y los peligros que les rodean. Su objetivo será escapar de sus pecados pasados y salvarse a sí mismos.



“Con ‘The New Mutants’ presentamos a los X-Men a una nueva generación de audiencia. Aquí los mutantes son adolescentes y todavía están descubriendo sus poderes. Para estos jóvenes, sus poderes no son un regalo, son una maldición. Cada uno de ellos está lidiando con algo. Además de descubrir sus poderes, todos están luchando con su pasado, la forma en que fueron criados, algo que les sucedió o algo que hicieron. La Dra. Cecilia los está vigilando, pero espera poder enseñarles cómo controlar sus habilidades sobrehumanas”, dijo Boone.

El director comentó, además: “Aunque se incorporaron