THE DEVIL ALL THE TIME: Una Historia Gótica Servida Muy Cruda



Yo no soy una persona religiosa. Por no decir que soy “ateo” diría que me dejo llevar por sentido común. Creo en la gente, la esperanza y el balance del bien y el mal. Sencillamente, creo en lo que veo. Por esa razón, las películas y series que tienen temática de religión las encuentro fascinantes porque así veo, en casi todo su esplendor, la creatividad del ser humano. Esas historias llenas de magia, milagros y fantasía son solo cosas que existen en nuestros sueños. Pero en la vida, todo lo bueno tiene su lado oscuro. Y así es como puede resultar aveces el fanatismo religioso, algo bastante irónico ya que tomas un concepto del bien y lo haces ver como el peor abuso llegando a hacer cosas extremas. Al menos eso explora esta entrega reciente del director Antonio Campos y presentada por Netflix. La película esta basada en el libro del mismo titulo del autor Donald Ray Pollock quien hace un cameo, mas bien su voz, como El Narrador.



The Devil All The Time nos cuenta tres historias situadas entre Ohio y West Virginia en los años 60’s, que aveces se entrelazan. En una vemos como un veterano de la Segunda Guerra Mundial regresa a casa con una nueva perspectiva de la fe después de presenciar algo fuerte. A la larga su hijo Arvin hereda esas creencias y forma sus ideas. Por otro lado esta el predicador Roy Laferty quien predica estrictamente pero al mismo tiempo peleas con demonios personales. Aquí llega otro predicador joven llamado Preston quien parece proyectar una imagen falsa. Y finalmente tenemos la historia de Carl y Sandy Henderson, una pareja que recoge personas en la calle para luego obligarlos a hacer maldades mientras que son vigilados por un policía corrupto llamado Lee Bodecker, hermano de Sandy.



Como pudieron notar, esta película no tiene una historia lineal, pero al ser narrada por el mismo autor del libro nos da este sentimiento de estar leyéndolo con el. Ese va y ven de las historias es presentado como un mismo libro y no distrae tanto como uno piensa. De la manera que cada historia esa construida puede ser digna de su propio capitulo. Esto es un claro ejemplo de algo que se puede dividir en capitulo y ser una serie bastante sólida. Algo que se puede notar es que aquí en ningún momento nos presentan una situación “mágica” donde vemos al Diablo. Si mas bien la película no nos habla del miedo al Diablo, sino del miedo a Dios, ya que en casi cada linea de dialogo se menciona a Dios o el todopoderoso que nos vigila. Algo que hay que mencionar es que el ritmo de la historia es lento. Esto es una película de dos horas y cuarto, pero es algo que tal vez ni pienses ya que sus personajes están ricos en personalidad pero al mismo tiempo tienen el factor de ser impredecibles. Y no hay de otra mas que quedarte a verlos a ver que es lo próximo que hacen.



Si te voy a dar una buena razón para ver esto, tiene que ser por la gran asamblea de personas talentosas. Empezando por Bill Skarsgård (Pennywise en ‘IT’) quien interpreta a Willard Russell. Si como un payaso te asusto este individuo, diría que puede que le cojas mas terror aquí. Skarsgård se transforma como este fanático de la religión que nosotros no quisiéramos de amigo. Este personaje lo daba tanto con sus diálogos como con su movimiento corporal, algo que por naturaleza le sale muy bien. Con poca participación pero bastante de que hablar tenemos a Haley Bennett como Charlotte Russell y a Eliza Scalen como Lenora Laferty. Ellas tenían los diálogos mas relajantes, son actrices que pueden comunicar bastante con sus caras. Ambas provienen del cine independiente, pero estos roles son solo el comienzo de una carrera bastante exitosa (si es que se acaba la pandemia). Jason Clarke y Riley Keough son la pareja de Carl y Sandy Henderson. Ellos protagonizan su propia historia y aunque no sea la mejor, cada vez que están en pantalla estos pueden ser tan impredecibles como la película misma. Sebastian Stan se incluye aqui, aunque me hubiese gustado ver más de el. No es hasta el final que este brilla. Tengo que mencionar ineludiblemente la actuación de Harry Melling como Roy Laferty, muy asombrosa. Tal vez lo conozcas por ser Dudley Dursley en la saga de Harry Potter pero aquí se revela completamente. La manera que este cambia su acento es admirable. Puede que logre convencerte que un hillbilly de verdad. Veo una nominación a actuación de soporte segura en los Oscars. Otro que puede competir por ese premio hasta cierto extenso es Robert Pattinson. El interpreta al pastor joven llamado Preston Teagardin, otra buena transformación del actor que pronto lo veremos interpretando a Batman. Su actuación es buena, sin embargo aveces su acento bien marcado de hillbilly no me convencía. Este habla mucho y su acento se puede percibir demasiado fingido. Es un rol que lo hace salir de zona de confort, eso si. Sinceramente me alegra tanto que Pattinson tenga la fama que tiene ahora, pasar de Twilight a esto es un salto sumamente enorme. No obstante y sin duda alguna, los dulces y los aplausos se tienen que dirigir a Tom Holland. Su personaje de Arvin es el que se va a quedar guardado a su corazón, el es la esencia de esta película. Si ya de por si te encanta Holland dar vida a nuestro vecino amigable Spider-Man, vas a enamorarte más de el aquí. El nos da una cátedra de actuación y también tiene la mejor química. No importa con quién este en escena, la complementación para que cada minuto valga la pena de ver. Más vale y reciba la nominación a Mejor Actor Protagónico, se lo merece.



Ahora, la película no es solo actuaciones dignas de Oscars, también cuenta con muy buena tecnicalidad. Es obvio que esto lo filmaron con celuloide, ya que cuanta con mucho “film grain”, particular pequeñas que acompañan la imagen utilizada mayormente como estética. También cuenta con un soundtrack repleto de música country de los años 50’s. Yo se que aquí en Puerto Rico este es el genero menos escuchado por las masas, pero en Estados Unidos es todo lo contrario. Si no te molesta la constante emisión de esa música vas a disfrutar la película porque es lo mejor que puede acompañar las escenas perturbadoras. Su diseño de producción es lo que brilla tras las cámaras. Las casas, carros y vestuarios hacen que te transporten a la época. Esta es una película que tal vez si hubiera estrenado en cines me hubiese impactado más, porque al verla en mi casa fue algo complicado. Mencione anteriormente su ritmo lento, que puede que sea difícil para algunos estar dos horas y cuarto esperando que pase algo espontáneo. En el cine es rara la vez que me aburra, pero tal vez este hablando como los locos y pensándolo bien tal vez era yo que estaba agotado del trabajo. Por ultimo, *SEMI-SPOILER*, en esta película matan a un perro. No soy muy fan de las muertes de animales y si estas leyendo esto puede que a ti tampoco te guste ver eso. Este es el unico disclaimer que voy a dar.



En conclusión, The Devil All The Time es la película adecuada para ver en Netlfix si estas buscando algo con una historia cruda, con un grupo de actores altamente talentosos, un soundtrack lleno de sugerencias buenas de Country y con un ritmo que varia dependiendo de tu “atention spam”. Una película bien hecha que aun con sus imperfecciones mínimas TE LA RECOMIENDO.


Es una experiencia que hubiese sido mejor presentada en las salas de cine. Solo esperemos que el COVID-19 se controle y podamos ir moderadamente a Caribbean Cinemas que afortunadamente pudo reabrir. Esperen en las próximas semanas reseñas de películas del cine, que bien se siente decir esto.



¿Ya la viste? ¿Qué piensas de ella? Sea lo que sea me lo dejas saber y si quieres conocerme mas te invito a que me sigas en las redes.

Facebook: Al Fonzo Entertainment

Instagram: al_fonzo_xii

YouTube: Alfonzo Entertainment

¡GRACIAS POR TU ATENCIÓN!

28 vistas
  • Facebook | Cultura Secuencial
  • Youtube | Cultura Secuencial
  • Instagram | Cultura Secuencial

© 2020 Cultura Secuencial